LES GUSTA VENIR POR AQUI

viernes, 28 de noviembre de 2008

desde la ciudad que es mi corazon...




Tuve el gusto de conocer a Roberto Salazar Gamarra integrante del grupo Neón junto a otros ya conocidos poetas como Ildefonso, Ñaupari, Alva y de Lima. En un recital en Barranco desde ahi nos hicimos amigos, me ha dicho que esta por reeditar este libro que a continuacion os muestro. Espero os gusten esta pequeña muestra de los poemas


1


soy un buey que vaga en los

campos con la piel cuajada de

recuerdos

Es el caballo distante y gigante

que galopa en mis tierras

conmigo como jinete mientras

duermo muy suelto en la cama

también espero al cartero

como todo amigo que desea

noticias de alguien que

madura en su árbol.


22


y hoy que caminas por bellezas

intrinsecas

paladeando como siempre distintos

sabores

deja brotar de las rosas su color violeta

genciana

para una o dos rupturas de tus labios

por un largo desierto sin oasis ni sombras

sin beduinos con camellos mirando a la

superficie de su ahora

caminando solariegos paisajes que como yo

no hay otro sólo mierda acumulada

en la duna o desierto que no ven

tus ojos chinitos cariño bonito por donde

andarás...


28


quizás busque tus labios una

tarde

también tus ojos otra noche

tu cuerpo de amapola cenicienta

tu voz tramontando los aires

esa loca juventud que me

entregaste

quizás encuentre tus sueños

en los míos

tus huesos caídos en desgracia

por la ladera de mis años idos

tus faldas sucias por el

juego

tus labios rotos por mi beso.


CIUDAD SITIADA

roberto salzar gamarra

martes, 25 de noviembre de 2008

mis podridos pensamientos en una inteperante poesía



Este es el primer poemario que publicara Marita Troiano una de las voces femeninas de la poesia peruana. Conseguí el libro en una de las Ferias Internacional del Libro de Lima, buscando entre stands alguna oferta, ancle en el de Flora Tristán y obtuve buenos liobros a comodisimo precio.Troiano nos entrega este primer trabajo con poemas muy bien estructurados, con temas directos, aconsejable leer sus poemas.
DEPRESIÓN NERVIOSA
Muerta entre las ruinas,
de una edificación desconocida
entre las piedras antiguas
y cimientos de arena
con espejos cansados
con los opacos reflejos de la ira
Me fui quedando atrás
Agria mi figura
sin imágenes, ni recuerdos,
(menos aún sensaciones)
Era un cadáver agobiado por la vida.
Encaprichando adverbios a mis sueños
mi conciencia árida, descolorida
obstinadamente sola y desolada
sin nada que coger
bebiendo mis cenizas
Me aferré temblando
al acaero de tímidas tijeras
a mi signo de aire
a imágenes de bronce
carcomidas
Tragando un polvo viejo y resisnoso
nacido y muerto en la vereda.
Alentado este duelo demasía
volvióse endurecido entorno
los espacios vacíos
Donde cabe todo
dolnde no hay sitio para nada.
(apenas un ecran maridado con las sombras)
Y yo en un rincón de la tarde
rumiando mis silencios,
degollando ensueños,
sentenciando mi agonía,
volcando mis podridos pensamientos
en una inteperante poesía.
Bálsamo caro,
(mi pan y mi sal)
la inteligencia ya venida
para calmar una burguesa depresión nerviosa
SIN TI
Cuando me quede sin ti
no me crecerán más las uñas
ni el cabello
Sin ti
congelaré para siempre el firmamento
en un eterno gris
/colores de lamento/
sin estrellas
sin luna
sin un sol
olvidaré masticar
y decir buenos días
a la gente que mas quiero.
Cuando no estés conmigo
ni a mi lado
incendiaré mi balsa,
se secaran mis rios
se morirá mi verde
todo me será ajeno
vulgar,
solo e inutil
Sin ti
no tendré más destino
y perderé mi nombre
y creo que en cuclillas
me quedaré flotando para siempre
en un limbo frío
sacudida, sin habla
espectando mi enloquecido drama.
Cuando no este´s mas a mi lado
seré una solitaria sola
y alguien caritativo
me inventará una vida
pero tendrá que hacermela creer cada mañana
MORTAL IN PURIBUS
Marita Troiano

una piedra en los ojos...



COTIDIANA

Lo difícil fue la espuma de los días

Él la reconocía por el tacto
Ella por el olor

A él le molestaba el tiempo en estampida
la solitariedad de la mujer

A ella ese constante estar en la penumbra
su pregunta insaciable

Más temprano que tarde
una nube empañó su mirada

El humo del amor les enseñó
Que dos no eran bastante

Que una piedra en los ojos puede más que una roca

En el mar


BÉSAME

Como si fuera esta noche la única
la primera vez que estamos juntos
La última que me dices adiós

Mejor dime Forever

Tiende la sábana de mis piernas
y acaba entre los dos esta ternura

Que siembra el pánico entre los que no se aman
que tengo miedo perderte
Perderte
Depués

No quiero acabar y sin embargo

Vengo

Tal vez mañana
Todo esté contigo lejos
Como si fuera yo


RACCONTO

No podías distinguirme en la belleza de las flores
Ni acompañar el agua con el vino

Para depositar miel en las orillas
tenías que simular que eras el canto

Cuando en verdad solo gotas de sangre

La comisura de los labios destilaba un veneno dulce mortal

Los dos lo bebimos en la resplandeciente noche


FURYO
Marcela Robles

y es tan solo la mitad...


Buscando entre los libros de una de mis hermanas, encontré esta joya de la poesía peruana, aunque el libro jamás se editó en vida de la autora. Pero esta edicion que es la tercera que edita Flora Tristán es muy buena, tiene fotos de la autora y aunque se le quitaron los dibujos de la edición anterior, sigue siendo un gran poemario. Pues la poesía de María Emilia Cornejo fue en su tiempo y lo es actualmente una de las mejores, sin duda ella marcó un hito en la poesia femenina?, escrita por mujeres? o poesía de mujeres?. En la poesía peruana. Eso si es un hecho.

(página 31)

me encontraste en la mitad de todos mis caminos
me tomaste de la mano
y yo te segui ansiosamente,
ninguna cama nos aguardaba
sin embargo
cualquier lugar era apropiado
para juntar nuestras desdichas.
mis senos amduraron como dos frutos entre tus manos
y descubrí que el amor
no siempre necesita un lecho de rosas.


(página 39)

siempre supe que te encontraría
en alguna vieja calle de Lima.
desde entonces
preparo cuidadosamente nuestro encuentro.


(página 57)

debí seguir tus consejos
no leer más a Kafka
ni frecuentar esos cafés
que túy si frecuentas;
pero es tarde
hace frío
y estoy sola.


(página 81)

la casa
nuestra casa,
hoy es
un libro,
una flor
un bosque
y un río.
es un amigo,
un saludo,
música ligera
en soledades
invernales;
y es
tu mano en la mía
juntos,
tu cuerpo y yo.

EN LA MITAD DEL CAMINO RECORRIDO
María Emilia Cornejo

lunes, 24 de noviembre de 2008

Las Musas no son asuntos pendientes


Conversando hace unas horas con mi amigo el poeta Harold Alva quien además de ello trabaja en Zignos. Me dieron unas ganas de escribir algo pues él estaba muy fertil esta mañana y disparaba poesia por todas partes, asi colgo unos cuantos escritos en su blog personal www.haroldalvaviale.blogspot.com yo decidí así también colgar unas cositas de él. Espero os guste como a mí. Info extra: Estan por salir dos libros de Harold Alva, en los días siguientes estaremos ampliando la noticia.

EN EL PRECISO MOMENTO
Intuyo que otra sombra
Vendrá por mi cuerpo a la hora del crimen
En el preciso momento
Cuando tus labios se abran despidiendo el horror
De mi propio cuerpo estrangulado
Allí la noche habrá desaparecido para siempre de tus ojos
De tus lejanas pupilas
El nido de barro adonde huyen las arañas
Los insectos que alimento
Con el hígado de los canarios
Allí retornarás a tu estructura
A tu silueta de gata que brinca en los tejados
A tu propio sonido
Para entonces el hogar que intento será el aire
La misma corriente a la que me aferro
Para no mutilar tu nombre
El calendario será el pico de un búho
Los cartílagos de la tarde
El nervio suspendido de un reflejo
Que sepultará las cartas
Los alacranes subrepticios de estos dedos
Y no habrá nadie
Solo aquella sombra
Tus labios abiertos
Mis ojos abiertos
Enfrentándose a esa sombra que contemplo.


MI PADRE VIAJA EN MIS PALABRAS

Papá, te debía este poema

La montaña respira
En las manos de mi padre
Su vegetación de fresco
Su olor silvestre
Que se posa como una cigarra
En la edad de mis palabras
Su trote frenético
Ese rumor de ala
Mi padre sabe que viaja conmigo
Que contempla conmigo
La explosión de la mañana.


LIMA

I

Intento adivinar la noche
El rumor de tu vozLa soledad de tus avisos
Intento sumergirme
Con la angustia de los peatones
Resolver de golpe
Los acertijos de todas tus esquinas
Sospecho que es posible
Sospecho que sí puedo
Que contigo está mi sombra
El lenguaje de estos dedos
Que se escribe sin motivo.

II

Lima debe ser la percusión de la lluvia
Ese ritmo raro
El propio vapor
Impregnado en las ventanas
Su olor de alcantarilla
Clavándose como sonda en tus narices
En tu mirada de náufrago
Absorto entre sus calles
Inmóvil
Ante la vulva gigante de sus calles.

HAROLD ALVA VIALÉ
El sonido de la sangre

navajas, chavetas, machetes, puñales y un cuchillo


Estaba con mi hermana menor regresando a casa de mi mamá despues de haber pagado una cuenta en una tienda comercial aqui en San Juan de Miraflores y mirando en las tiendas encontre una libreria de libros viejos y usados.
Ahi fue que encontré este libro y muchas otros que luego os mostraré.
ESE DELICADO MAL
Mientras mi cuerpo se diluye en el sudor
Acumulado entre sus mantas, aún tendida
Sigo las líneas de mi piel
Reconozco unas cuantas cicatrices
Y confundida me incorporo en un obsesivo juego de preguntas:
¿Quién soy yo?
¿Qué es mio en esta noche
Que se eleva como un golpe apresurado
Un tajo que no evito o cierto silencio
En el que ingreso presa, esperando una señal?
Entonces , apenas cubierta con un exremo de la manta
Espero la catástrofe:
Persigo sus gigantescas escaleras de caracol, deambulo
Detrás de sus ventanas
Y con la cara deformada contra los cristales, presiento
(He vuelto a encontrarte)
PASEO
Sin querer explicarme los motivos, estoy aquí
La soledad obliga a poner el cuerpo
Dócilmente como animales sueltos
O vagabundos, nos colocamos al lado de personas
De miradas que se detienen quietas en el aire.
Sin querer explicarme los motivos, permanezco
Callada sigo la sombra adherida
Alos muros que encierran la ciudad.
Como un gato a la deriva, así te busco
Con los ojos desorbitados, en un pacto con la noche
Toda esquina es buena para recostar el lomo y mirar
Cómo se aleja el que hace un rato me perteneció.

poemario de Verastegui



Corre el rumor por la web que se avecina un nuevo poemario de el gran poeta Enrique Verástegui, represntante de la generación del 70. Aqui os dejo dos poemas de él que estarán en el próximo libro.

MAITREYA


Me he sentado a esperar la vejez.
No pienso ni hago nada hasta que llegue otra generación
a desempolvar el brío, los libros dorados, las matemáticas,
el cuerpo, el alma, el universo,
todo ese conocimiento sepultado por el rencor,
la gnosis que demuestra que lo infinito
está en lo finito
donde está, realmente, el universo.

Florecí más que nadie
pero perfidia cayó sobre mí,
doblándome como una flor,
herrumbrándome, y fui silenciado.

Maitreya pasó desapercibido como una sombra por la vida,
no dan ganas de llorar?


POESÍA PARA SEÑORITAS

a Vanessa, mi hija científica


Cuando leas poesía
aprende a distinguir lo Verdadero de lo Falso
no todo lo que está bien escrito es Verdadero
y todo lo mal escrito es necesariamente Falso
el Criterio de Verdad es lógica impecable
Falsedad es absurdo más allá de cualquier palabra
así si distingues Verdad de Falsedad
serás una Princesa consorte, comerás uvas frescas
y acertarás cuando leas poesía.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

HUERTO...




YO NO SE SI TÚ ELEGISTE

yo no sé si tú elegiste
la mudez
el rincón de los que contemplan
sin atreverte jamás a la queja
soñando la luz del escenario
su nombre reconocido
sólo cambiaste de hombre Juana
y tu única rebeldía fue rápidamente olvidada
el nuevo hombre era recaudador de impuestos
aquel Cusa conocido de todos
de quien muchos querían ser amigos
temido y admirado
siempre invitado de honor
tú lo adornabas porque eras bella
relegada y silenciosa
el nuevo hombre era mejor que Cusa
conducía masas y tenía un destino
el don de la palabra
mil veces mas amado
y te fuiste
con El y una multitud
sólo por un instante te miró
y te dio un nombre
después fuiste una oveja más
yo no sé si tu elegiste
un destino tan así de rincón
si te gustaba ir siempre detrás
o se te paso la vida
esperando que Cusa o El
te adivinaran.


HUERTO DE LOS OLIVOS
giovanna pollarolo

lunes, 17 de noviembre de 2008

desde el cielo nos escriben


Hace unas semanas conocí a Harold Alva, en eso entonces el trabajaba aun en la editorial Zignos. hace una semana me contó que renunció. Y pues por el grato placer de conocernos, debido a que yo deseo publicar una plaqueta de poesía. Tuvo la cordialidad de obsequiarme dos libros y uno de ellos es el que os muestro a continuación. Un poemario muy bueno con excelentes poemas, aquí os dejo una pequeña muestra de algunos de ellos, elegí estos por el nombre que tiene y porque en cierta forma me dan ternura?(pues no lo se) espero que gustes tanto de ellos como yo lo hice al leer.

LA LLUVIA SIEMPRE SUBE
¿Hasta donde me alcanzará esta lluvia?
César Vallejo


Ahora comprendo porque la lluvia
siempre sube por el corredor del cielo
para encontrarte.
Hoy quiero salir a caminar y volver
cuando sea necesario.

¿Por qué siempre hay que volver?

¿Por qué no esperar a que la lluvia se
suspenda como una acróbata en el malecón
para que nosotros podamos contarle nuestras
perlas al mar?

¿Y cuando la lluvia suba, por qué no retornar
a la casa que te espera?

Y allá arriba pareciera que todo ha muerto,
hasta el faro de la playa que te llama
con la neblina de la noche.

Abajo los perros soñolientos beben agua de
las calles, y los cuervos solitarios acampan
temerosos e la pradera de la playa.

Mi casa está sol: su luz amarilla se niega
a desaparecer en el pasillo.

LA LLUVIA LILA

El día comienza con la memoria. En el umbral de la
ventana aún se siente el viejo polvo de los solares, el miedo de
decidir si el mar es azul en el texto o lila la lluvia sobre los
techos. A nadie le fue dado a conocer su destino. La nieve cubre
la ciudad y todo es blanco y brilla. Nada más importa: la sombra
se disuelve en el umbral de mi ventana. Todo pasa por estos
bordes y esta página de aire se balancea sin tino por la superficie
quemada.

VOZ Y LIRIO
a Oscar Hahn

Cuando las aves silban en tu ventana salea a buscar la
huella del fantasma. El viento azota la ventana y derriba la
memoria. En la arena se pierde la huella de tu voz y los lirios
azules reaparecen conmovidos. Las palabras como en la sonata
combaten para crear un dulce ritmo, el polvillo celeste que te
llena de emoción y saca chispa a tu mesa de trabajo.

EL POLVO Y LA TINIEBLA

El polvo llega por aquí como si fuera parte de nosotros.
El agua corre y arden los grillos en el pozo sin fondo.
No levanto la mirada y respiro despacio.
Cuando la oruga muere y el agua se estanca en las calles
escribo como la oruga, y por la mañana el sol vuelve como
si nada hubiera sucedido: mi perro mira el sol y yo escribo
temblando en el patio de la casa.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Chambala era un camino...


Ahora que la feria del libro de miraflores esta próxima, la nostalgia me empujo a chequear entre mis libros comprados el año pasado en dicha feria. Entre ellos encontré este de Doris Moromisato.
Los leí con cierta nostalgia y envidia (la envidia sana existe?) pues me hubiese gustado mucho escribir ciertos poemas y más que nada vivir historias como las que ella describe en este poemario...espero que los poemas que he seleccionado y que me han gustado, también sean del agrado de usted mi querido lector y amante de la poesía. Disfrútenlo.

De un sauce pendía mi infancia

Balanceándose entre el murmullo de las hojas
clara, apacible
de un sauce pendía mi infancia.
Desde allí vigilaba como íban y volvían las desiluciones.
Detrás de una hoja divisaba los enojos
y medía la premura de la tarde con el viento.
Cada rama sostenía mis sueños
mientras más arriba, más hermosa la vida
inmensa y menos mía
imposible de tocarme con su dedo acusador.

Con brazos y piernas me aferraba a ese universo
donde el dolor no aleteaba
y las dudas detenían sus extrañas voces.
Cada amanecer husmeaba la vida desde la agitada copa.
Los hombres enrumbaban para la siembra
chacchando coca, murmurando en su extraña lengua.
Pasaba el camión llevándose el rubor de los tomates
la amargura del apio, la brillante
oscuridad de las berenjenas,
refunfuñaba padre los días que le restaban por vivir.

De un sauce pendía mi infancia
balanceándose mi cuerpo con el viento
esperando como una muerta
fría y callada
que alguien me obligaba a poner los pies sobre la tierra,
para empezar a vivir
como todas.

MI PADRE

Mi padre era tuerto.
Era un hombre lleno de raza.
Tenía la camisa vieja y el párpado caído
sobre un ojo triste.
En noches de lluvia como ésta
él se sentaba en el umbral
y nos mentía.
siempre la historia del triste condenado
que montaba su caballo llorando por la desdichada
a quien mató por su traición.
Nunca nadie escuchó el taconeo del finado
ni siquiera mi madre, sorda de esperanzas.
A veces yo creía que mi padre estaba loco
miraba por su ojo muerto
y me juraba que Dios le volteó la bola negra
para que viera dentro de su corazón.
Yo sabía que mentía,
y a veces yo lo amaba
padre tuerto
maldito mentiroso
viejo mío.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

poema




no hay cines

ni estaciones de radio

en la muerte

tu estómago

nada quiere

del brillo de la calle

no hay un ritmo para acelerarte

y el recuerdo

de la vida vieja

no te hace llorar


SECUESTRO EN EL JARDÍN DE LAS ROSAS

dalmacia ruiz rosas

miércoles, 5 de noviembre de 2008

"CIUDAD SITIADA" DE ROBERTO SALAZAR GAMARRA

POEMA 8

ningún poema vasta para admirar tu rostro
inexistente
ni canciones ni cuadros
simplemente no eres y no hay arte
ni artimaña que te haga aparecer.

Roberto Salazar Gamarra
CIUDAD SITIADA

"HIMNOS" NUEVO POEMARIO DE MIGUEL ILDEFONSO



Tuve el gusto de conocer en el Británico de Miraflores, El motivo fue el homenaje que se le brindó a Watanabe a un año de su desaparición. Luego nos volvimos a encontrar en el Yacana de Barranco, tuvo el gesto de obsequiarme su último poemario; "Himnos". El cual firmó, según su propia confesión. Igual como el recordado Ribeyro le firmó uno a él. "Para Michael en esta noche barranquina un poco movida". Aquí os dejo un poema de aquel libro. Prometo postear otros en los siguientes posts.

****

yo escribiré en el suelo de Lima un poema que no tenga final
que el principio sea el parachoque de un carro
en marcha y las nubes que a veces suelen llegar
se queden atrapadas en los árboles
para que los niños que circulen por el poema
se escondan de los castigos
ah la soledad una canción de Lou Reed
que se oye de un carrito de plástico que pasa
un niño atrapado en su juego lento como fluido de nieve
una pandereta la cascada de lágrimas y la basura más allá
la basura humana muriéndose por dinero
todos los caminos de la tarde los recorrí de mañana
por eso ahora tengo tiempo para escribir
bajo cuatrocientas estrellas visibles
y una en especial que se llama Rimbaud

Miguel Ildefonso
HIMNOS

sábado, 1 de noviembre de 2008

YO NO PATEO


COSAS


yo no pateo una pelota
pateo cosas como nubes
el amor es un traje vacio, digo
y lo pateo lejos
también pateo nadas
que es antes de las cosas
como lágrimas dentro del ojo
o el espejismo que absorbo
en una servilleta de papel


yo pateo

lo dice el aire que cabe
en ese espacio
las nubes
que atraviesan mis huesos.


LADRILLO


del mar desenterré
un ladrillo
lo llevé a casa
en medio de conchas y piedras


lo acomodé entre los lirios


fue inútil
lloraba la ausencia
del muro.

LIBRETA


he comprado cosas
pescado
frejoles
cangrejo
y una rosa
que he plantado
en el jardín
la sopa hierve
aquí
amaso el pan
no compré el espigón
para detener la marea
le haré un corral a la rosa

UNA MORADA TRAS LOS REINOS


El nuevo poemario de Denisse Vega Farfan editado por Lustra Editores