LES GUSTA VENIR POR AQUI

miércoles, 17 de febrero de 2010

OSCAR VALDIVIA


LABERINTO PARA CIEGOS (Taller de Ediciones Obramundo, 1980) de OSCAR VALDIVIA, es uno de esos poemarios que te atrapan con sus versos y no puedes dejar de leerlos y releerlos con pasión. El autor quien naciera el año de 1938 en la ciudad de Arequipa nos ofrece así un puñado de buenos poemas y excelentes versos, que a continuación os dejo para el disfrute de su lectura.



SI COMO EN LOS SUEÑOS BROTARA EL AGUA


Si pudiera nuevamente tocar la tersura perdida
y asombrado con ojos y oídos y dientes y manos
disolver las imágenes y construir los hogares
oh si como en los sueños brotara el agua
y con el agua la vida y la sonrisa
y el polvo antiguo de las ciudades
y el traje que vestía esa muchacha
y la flor que temblaba en su mano
oh si mi mano pudiera como antes envolver otra mano
aquella perdida en las calles del viento
y que vuelve a la vida en breves silencios
y vives como fantasmas habitándote
como ondas de agua y frutos blancos en el labio
y palabras quedamente congeladas o imágenes
oh si volviera a mis manos esa flor de los sueños
y pudiera entre sus manos incendiarla en la mañana
si fuera posible en los sueños tocarte y mancharte
devolver tu piel el temblor olvidado y la frescura
como en los sueños y en la vida estarías latiendo
como esa flor del sueño que perdura en la sangre


LOS ESQUIMALES TIENEN UNA EXTRAÑA MANERA DE MORIR


Has alcanzado la vejez
y eso es doloroso para nosotros
todos recordamos los animales que cazabas
siendo aún joven
y recordamos también cómo resistías más que nadie
los furores del invierno
y cómo tus ojos horadaban la noche

Todos recordamos tus manos
tu cuerpo brillante y duro
tu alegre manera de hacer hijos
también hermosos y duros

Pero ha llegado el tiempo de partir
y yo toco tu cabeza y tu corazón
lleva contigo las pieles de tu vestidura
y toma este último alimento
El dulce crepúsculo boreal el sol de medianoche
apagará rápidamente tu sombra
Que los dioses comuniquen tu extraña dicha
mientras llega la hora final
Que las nieves te sean propicias
y salud a nuestro pueblo


Y A LO MEJOR TAMBIÉN POR FIN UN DÍA LA LUZ


Recordarás todo esto
que fue pensado y minuciosamente realizado
para el hombre
(las alcobas por ejemplo a prueba de silencio)
Tendrás tiempo cuando estés mondando una fruta
recogida en un huerto de nuestra calle
o cuando tengas en la mano un arma perfectamente
explicable
Y sabrás también porqué voló esa parte de nuestra ciudad
o esa entraña del hombre que la ciencia juraba conocer
Sabrás por último cómo es posible conquistar
la inmortalidad
cuando veas las alcobas ardiendo
con el aroma todavía fresco del amor sobre los cuerpos
Verás cómo es esto cierto
el mundo nuestro mundo ardiendo ante nosotros
y cada minuto es sólo un minuto alcanzado
para contemplar la aniquilación de cuando intenta vivir
y también ( a veces) para rehacer todo lo perdido
en las batallas
desde aquella flor que amábamos
hasta un planeta (o un arma nueva) y a lo mejor también por fin un día la luz

OSCAR VALDIVIA (Arequipa,1938), publicó: Diario de la distancia(1964), Poemas para iluminar (1964), Gracias por gracias (1970)

3 comentarios:

kara::kara dijo...

oye Michael tu correo sigue siendo el mismo? por qué andas desaparecido? escribeme pues, maldito!

Jorge Ampuero dijo...

Interesante poética. Gracias por compartirlo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Muy bien que haya gente que aun se interesa por la poesía Peruana de esos años.