LES GUSTA VENIR POR AQUI

lunes, 13 de mayo de 2013

"VACACIONES DE INVIERNO", NUEVO LIBRO DE CAROLINA QUIÑONEZ SALPRIETO



Carolina Quiñonez es una musa/poeta, tiene un corazón enorme y es una gran amiga, aun recuerdo que me contaba los días previos a la presentación de su primer libro de poemas "Cuentos tristes que esperan  las chicas antes de salir a bailar", sobre su nerviosismo, me decía que todo estaba ok, sin embargo ella se sentía algo nerviosa por su debuta literario. El día de su presentación apareció hermosisima con su vestido blanco. El libro fue bien recibido por los que lo leímos. Desde entonces ella ha seguido escribiendo y ahora nos ofrece su segundo libro, esta vez editado en Argentina; "Vacaciones de invierno", que nos comparte en sus páginas temas con soledad, complicidad, momentos vividos y recuerdos que no se logran olvidar. Quizá los nombres de sus dos libros suenen curiosos, y el lenguaje o las palabras usadas ahí nos rememoren a la infancia, como "Acme", la marca ficticia inventada por la Warner en sus dibujos animados y que están presentes en estos dos libros. 
pero dejemos de hablar y leamos un poco de sus textos, dejemos que su poesía nos cuente lo que ella ha querido decirnos en estos versos. 



Marca Acme


Tu constancia
no nos llevará a ninguna parte
Gira alrededor de su propio eje
Como los perros
que persiguen su cola
en los dibujos animados



La primera vez y otros eventos


Yo dejaba de ser la hija mayor de mis padres
la primera nieta de los abuelos
la única prima de tu tamaño
cuando dejaba que me toques las costras de la rodilla
En la casa del árbol
dejabas de ser un niño
Te besaba sin enjuagarme los dientes
me tocabas sin lavarte las manos
de coleccionista de insectos
disecados



El viento que sale de la pajarera


La incertidumbre
es una criatura
con alas
frente a un abismo
que se estira
Tu nuevo olor seduce
a los animales acuáticos
los ayuda a amortiguar
la caída



Paseos familiares


Aún veo

el asiento vacío
reservado para mi padre
en la montaña rusa
donde me negaron la entrada
varias veces
Tampoco me resigné a salir
de la casa de espejos y
frente al reflejo alargado
o al contraído
insistí en dejar un espacio
para él.





No hay comentarios: