LES GUSTA VENIR POR AQUI

lunes, 20 de junio de 2011

EDUARDO BORJAS BENITES


Nos llega vía correo electrónico algunos poemas del amigo Eduardo Borjas Benites, joven poeta, ganador de un concurso de poesía y quien publicara sus poemas en diversos medios literarios tanto virtuales como escritos, en esta ocasión nos invita a la lectura de sus textos y el cual compartimos con todos ustedes, esperando pues que os agrade la lectura de los mismos y que la poesía os acompañe.


Collapse

Allá entre los cables enredados
que le crecen a los postes clavados en el suelo
Allá en el tremor tímido de las luces
yo escribo por amor este poema en los parachoques
para que la muerte duela menos



Poema para Editarte

Once años después te encontré en la misma calle
te pregunté qué fue de tus sueños
tus sueños que eran el dolor de aquella noche
cuando ebrio cerraste los ojos
y te echaste a correr por el centro / Tu sueño
comenzaba en los paneles comerciales
proyectados con violencia en la mirada de una niña
que vendía frunas en la Av. Alf. Ugarte
tu dolor proseguía en los muslos desnudos
de las prostitutas que morían en pie de cara
al crudo invierno
por esas calles sicodélicas meadas
se arrastraba pesado tu sueño / tu dolor
que era también el sueño y el circuito de la sangre
en los hospitales y en el cuerpo
que era el mismo sueño de un sinfín de piedras
bloqueando las carreteras del sur
pero nada interrumpía a tu sueño
que en su camino equivocado al sol
insistía en tirarse por la ventana cada tarde
nada lo interrumpía
ni siquiera la voz de la muchacha
gritando en la plaza Dos de Mayo
que ella era la luz que iluminaba
ese paisaje de muros calcinados
la luz que prestaba su luz a los postes
y hacía reverdecer los cables en los campos
en medio de una cruel ola de accidentes
tú perseguías a la muchacha que trazaba círculos
vacíos triángulos perfectos
en su depresión por La Colmena
seguías su rastro de girasoles adulterados
hasta el parque universitario
y entonces tu sueño provenía del dolor
de no entender cómo
cómo nadie puede verla / si aquella muchacha
es la luz que ilumina los pasajes estrechos
por los que yo voy a ciegas



Jr. Leticia

una explosión que precede el juego de luces y la destrucción una calle que se repite incesantemente una sombra que se oculta entre los algarrobos una voz que se prolonga siempre imitando la respiración quebrada de la noche  los techos en el centro de Lima nos invitan a la muerte  yo asistía tres veces por semana a leer sus epitafios y sobre los muros derruidos ecléctica la estructura del espanto nos veía combatir inútilmente la fiebre los espasmos mientras una obertura para siete instrumentos concertantes nos abría la noche entera como un arte efervescente en las paredes orinadas o como una prostituta ofreciendo el último baile con su sexo húmedo como un tubérculo pelado  J. Braque recorría las mismas calles del centro buscando rituales tuaregs en las esquinas con su paleta de matices fosforescentes dibujando con trozos de tiza flores transgénicas en las aceras para inundar el ambiente de un olor nauseabundo artificial como la última exhalación del novillo en la arena  para empañar tanta muerte años atrás el municipio mandó pintar los edificios de colores extravagantes: esta ciudad ya no es la nuestra



Eduardo Borjas Benites (Lima, 1984)

Estudió lengua y literatura en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Poemas suyos aparecen en algunas publicaciones virtuales e impresas como: Morada Poética (2007), Cuervo Iluminado (2010), Letra en Llamas-Mitomanías (2010), entro otros. Desde el 2007 dirige el sello Vagón Azul Editores. Ha obtenido el primer premio, en poesía, del concurso de poesía y cuento “Hora Zero 2008” (UNFV). Actualmente se desempeña como consultor en la Biblioteca Nacional del Perú.

No hay comentarios: