LES GUSTA VENIR POR AQUI

lunes, 29 de agosto de 2011

"EL ARRIBO DE UN ÉXTASIS VIOLENTO" DE CÉSAR PINEDA QUILCA


Y un buen día César se animó a publicar su poesía bajo un libro, que al principio no tenía nombre, aunque las sugerencias no se hicieron esperar, pero al fin, el poeta vitartino nos dejó su ópera prima, que fue, además, bien recibida por los amigos y aquellos quienes conocen la labor de Pineda en el mundo poético cultural.
"El arribo de un éxtasis violento", recientemente presentado en la CASLIT, en una noche llena de amistad y buen humor, entre bromas, palabras de bienvenida y poesía, este primer poemario se hace presente en el mundo literario, para que aquellos que hemos escuchado a Pineda leer, puedan ahora leer por si mismos, y creerle cuando dice en el primer poema "a veces me computo dios de este poema"
Si bien César es un poeta enamorador y picaresco, su poesía nos deja un rastro de meditación, mientras el poeta se pregunta muchas cosas y a la vez nos confiesa sentimientos hacia una musa real/imaginaria, que puede ser muchas o pocas, ademas reflexiona sobre su condición de poeta y sobre el poema que a él "lo per-sigue" .
Los comentarios sobre el libro han sido muy elogiosos y los lectores del libro, hemos quedado satisfechos o mas que eso, con su entrega, algo tarde a nuestro parecer, pero que ha valido la pena, pues el autor se ha tomado la molestia de trabajar los textos, de madurar en su propia poesía y de entregarnos un producto final muy bueno.
La colección BLACK CRYSTAL de la editorial Toro de Trapo, fue la osada en sacar a la luz este primer hijo de Pineda, aunque nosotros sospechamos que debe tener mas hijos por ahí. LEctores, aquí os dejamos con algunos versos del libro en mención.
Salud y larga vida al poeta y la poesía.


A VECES
me computo
dios de este poema


NOCHE DE TORMENTA

Quiero cortarme el pecho
Desangrar
Y nacer de nuevo.
Hablarles de la tristeza
Que estoy sintiendo
De lo repulsiva que es mi vida.
De lo angustiante que es amarte
En un vacío que silencia mi cuerpo.
En una noche de tormenta
Un trueno aplana con tierra la carne seca de mis ojos.
Humean chispas de luto tragándose toda boca de mis caricias.
Y gira
Ardientemente
Sobre mi piel envuelta
Como una lluvia de cenizas.
Como una trompa de elefante
Una tumba de amor orina relámpagos de voz en polvo.
Una explosión de verte dormida en lo invisible vuela mi cabeza a lo lejos.
A lo lejos, nadando en soledad
Mi pensamiento se carga de miedo.
Mi corazón se atornilla con un gemido de dolor.
Una pena furiosa echa carbón a su destino.
Una mano dulce
Destroza lo extraño del tiempo buscando tu recuerdo.
Acto seguido...
Como una selva de olvidos mi sentimiento se disuelve...
Rueda por el mundo mi cuerpo reventado con infinitas
lágrimas enteras.


POEMA PARA DANITZA

"Dentro y lejos de ti
como un camino que pierde en otro continente"
César Moro


Amo la blanca piel de una mujer hecha pedazos
Amo el hálito apretado de su sombra en un rincón cariñoso de esta ciudad
Amo el amor puro y destrozado de su ojo llanto lastimado
Amo de ella
El combate rítmico de un poema con que abrigaba sus desgracias
La lluvia eléctrica de sus besos
Anclados en un mar de mis labios
El fuego enrollado de toda su tormenta en una cicatriz herida de mi cuerpo
Las venas raneantes
De sus desnudas caricias inventadas en una fría noche de soledad
El violento aroma de su dolor acariciándome el pecho
Su andar adormecido
Amo de ella
Todo hasta el destino donde su barco va
De la misma forma
Como se atraviesa en mí el aire roto de la mañana
Dela misma forma
Como caminan mis dedos recordando
El ave pluma de su imagen
De la misma forma
Como voy escribiendo el tiempo trágico de estos versos
Desangrándose en mí el estiércol de sus venas arañándome la frente
De haber amado tanto la saliva de sus días
De haber estado oculto en la sangre de su querer
De morir ahora oculto en la sangre de su querer
De morir ahora escupiendo mi dolor
Con este amén cercano entre sus brazos
Amando mucho el trajinar moribundo de mis latidos
Con esa yema de amor que va clavando en la palma de su cuerpo
El funeral mágico de mi adiós


PARADERO SECRETO

Cuántas veces
Me he ido de ti
Sin un pasaje de regreso.

Difícil escuchar
La melodía de un verso que te busca en silencio



PD: En la foto Manuel Luque, el autor César Pineda y Charly Martinez. Foto tomada en la FIL 2011


No hay comentarios: