LES GUSTA VENIR POR AQUI

domingo, 1 de febrero de 2009

LUIS FABIO XAMAR


Paseando por una libreria en el distrito de San Juan de Miraflores encontré este libro de Luis Fabio Xamar, se me vino a la memoria aquellas epocas del colegio en la primaria, cuando su nombre aparecia en los textos escolares.
Así que me animé a comprar el libro. Que por cierto me costó una ganga.
Os dejo con una pequeña muestra de sus poemas. Espero que disfruten de estos textos que tiene una rima muy precisa. El poeta escribe con un verso muy fino y esa rítmica de antaño
MAR, SANTUARIO
Mar, santuario abandonado
he venido a contemplarte arrodillado
solitario.
Y hoy es cuando te has encontrado
silencioso y olvidado
meditando tu brevario
siempre a solas.
Mar, santuario de las olas,
he venido a contemplarte
arrodillado.
EL SENDERO DE LÁGRIMAS
Con los brazos abiertos
el sendero de lágrimas.
Lo hollaré pensativo
engarzando esperanzas,
serán besos los pasos
que darán mis sandalias,
y me iré caminando
con la hermana nostalgia
sin turbar el uncioso
paplitar de sus almas.
Frente a mí como en una
actitud angustiada,
con los brazos abiertos
el sendero de lágrimas.
3
Eran nubes que abrías sin pensarlo
para ingresar suavísima en el cielo:
¡Cómo lloraba lluvia! en los senderos
hecha tiernas mazorcas de verano
¡Cómo lloraba lluvia! por la chacra
corría entre los surcos su misterio.
¡Cómo lloraba lluvia entre tus senos,
caída de los parpados del cielo!
9
Tus labios eran breves y sencillos
casi como una flor; casi como una
mentira pronunciada sin sentido.
Venías matinal entre naranjas
sin saborear aún; entre mazorcas
crujiendo sus frescuras sorprendidas.
Ah, tus manos en flor como violetas
mudas de sol, en su color extraño.
Violetas de azafrán, de los jardines
crecidos entre el río y los duraznos.
Yo recuerdo la letra de ese huayno
del cardo santo, sobre la pradera,
flotando ante sus labios como nube
venida de las altas cordilleras.
Llegabas silenciosa por la chacra
sin doblegar la luz de las espigas;
sobre tus brazos, alta tu sonrisa
era un rústico ramo de alegrías.
Y entonces todo el campo se encendía
del júbilo de arar sobre la tierra.
Y querías cantar. Y tus palabras
gustaban como chicha en el sembrío.
LUIS FABIO XAMAR
OBRAS COMPLETAS I - POESIA
ministerio de educación pública 1949
Publicar un comentario