LES GUSTA VENIR POR AQUI

domingo, 21 de marzo de 2010

VICTORIA GUERRERO


Sin duda una de las mejores voces que aparecieron en la década de los 90 es la de Victoria Guerrero Peirano, poeta y directora de Intermezo Tropical. Quien ha publicado hermosos poemarios, y es referente poético para muchas voces jóvenes. Victoria Guerrero ha publicado los libros; DE ESTE REINO,1993; CISNES EXTRANGULADOS, 1996; EL MAR ESE OSCURO PORVENIR, 2002; YA NADIE INCENDIA EL MUNDO, 2005.


OH NAVEGADORA


hermana ¿no me oyes? este mar es un laberinto
un río del que manan arroyuelos de sangre
tú dices bebe
bebe para terminar de una vez con esta luz que nos enceguece

inmendiatamente me despierto
otra vez soy yo la que está en la otra orilla
la que agita la cola en señal de hartazgo
y se alimenta de este pan sobresaltada

ésta es la trampa del bárbaro
tu rondas y me señalas
tu saliva me llega como una bendición
sobre la herida escamosa
y otra vez respiro y me atraganto de silencio
y otra vez espero bajo las aguas

hermana
oh navegadora
todos los barcos han partido hoy
para alcanzar el gran naufragio

HOSPITAL DEL EMPLEADO


desnuda en una camilla de hospital
mi madre e tiende al lado opuesto del seno cercenado
un anillo de matrimonio es lo único que lleva sobre su cuerpo
igual que yo

yo sigo caminando
voy hacia el centro del centro
-eso fue lo que me dijeron
-eso fue lo que quise creer
también

lejos a miles de kilómetros de mi propio centro
sobre el seno que chorrea leche
blanquísima
no queda sino un vacío una cicatriz para acariciar con nostalgia
y los labios de una recién nacida que succionan un pezón sin piedad
una enfermera me despierta entre sueños y me pone una bata
semi-blanca
ESTOY MUERTA ENTONCES
pero todavía siento el crujido de autobuses siguiendo un camino de sangre
el dolor que nutre la herida abierta de mi madre
es el centro que todavía me alimenta

veinte días en un cuarto compartido de hospital
el enorme ventanal ilumina el débil brazo derecho y la oscura
Lima se abisma sobre mi cabeza todas las mañanas extranjeras
la gente se levanta a trabajar
yo intento regresar subiendo a un autobús
cuyo paradero
desconozco
quiero llegar a casa y cerrar los ojos y
hundirme salvajemente bajo el vientre de mi madre
hasta perderme
hasta enterrarme en él
yo me interno en su costra
me hundo
me hundo
me hundo
me pierdo en la enfermedad como en un sueño
rasgo su materia negruzca
hasta ver mi sangre correr

tal vez siempre haya estado muerta
observando cuán bella era la noche negra iluminada por EL MIEDO
o cuan dulce era existir a través de un poli exigiéndote papeles

las enfermeras me desnudan
bañan a mi madre sobre una cama sudorosa
la bata amaneces sucia por una infección nocturna

yo me despierto y la casa está vacía
(todos están en el hospital)
y yo estoy cada vez más lejos del centro y del porvenir
-del que me hablaron

madre
pertenezco a una GENERACIÓN MUERTA
que todavía sueña con el festín del amanecer
e
b
r
i
a

bajo tu hermoso pezón ardiente


PD: En la foto aparece junto a su amigo y poeta Domingo de Ramos en el Keko Bar.

Publicar un comentario