LES GUSTA VENIR POR AQUI

domingo, 6 de marzo de 2016

GUSTAVO ARMIJOS, DOS PUBLICACIONES DEL 2016



Apenas ha principiado el año 2016 y en el mes de febrero, aparecieron dos libros del poeta Gustavo Armijos, Antología Mínima, fue la priemra en aparecer, un conjunto de poemas recopilados a través de los años que fueron publicados en conjunto para deleite de quienes conocen a Armijos, concoedores de su incesante labor como difusor de la poesía peruana a través de su revista "La Tortuga Ecuestre" que lleva cientos de números en su haber, dónde muchos poetas de diversas regiones, edades y estilos poéticos han ido apareciendo. La segunda publicación es "Poemas a Moale & otros textos divergentes/convergentes" según confesión propia de Armijos, estos textos fueron escritos durante su estadía en una clínica dónde estuvo recluido debido a una enfermedad que hasta el día de hoy posee, estos textos fueron escritos principalmente para Moale, una musa que el poeta conserva hasta el día de hoy en su corazón. 

Del primer poemario extraemos los dos primeros poemas de esta sección, el siguiente poema perteneciente al segundo poemario está dividido en dos partes, a leer.


SUPERMERCADO

La luz remoja mi vida como ramos de flores en el horizonte
y te lames desolada en un pequeño supermercado de Plaza Manco Cápac.
De nuevo, parezco revivir entre lechugas y hortalizas
desordenadas palabras en un cuento de hospital marginal
cuando invento un sueño ridículo como erupción volcánica
entrecierra sus manos para atrapar el dinero
y cierra tus ojos de golondrina que ahueca el horizonte.
Estás solitaria en medio del gentío
más allá del universo que no entiende
el paso de tus días bordados en el alma.

ARTE POÉTICA

Este oficio que ejerzo y no lo cambio por otro
de los que han ocupado mi precaria existencia
impecablemente absorbente que hasta perdí la medida
de las cosas mediatas; sin embargo la labor es tan profícua
que escribo de día, noche y hasta tras la lluvia
y bajo los truenos y rayos que cruzan mi vida.
Este oficio tan inigualablemente fiel
al agua o el fuego en medio de calles y avenida multicolores
y los versos que he ido enhebrando con espíritu festivo o lúgubre.
Pero riqueza material no me ha ofrecido
y mientras con certeza observo calles y gente sin paz interna
mi existencia terrena continua recostado sobre escritorios
frente a micrófonos que dispersan mi voz en el éter
por palabras como fuego o como balas en la noche
en que escucho Rinsky-Korsakov volando sobre oropéndolas.
Este oficio que sirve para ponerle color a la tarde infernal
pero que una mañana permite guardar la memoria de los vecinos
mas allá de los pantanos infectados de sanguijuelas.
Este oficio dulcemente bello para escuálidas muchachas
perennizadas en el tiempo de sequía o de abundancia
algunas con dientes aperlados que nos sonríen desde el más
alto lugar de la azotea.
Este digno oficio llamado poesía que ejercemos en la noche
tranquila y serena y no apto para cardíacos
y porque la verdad, la verdad es que todos estamos terriblemente solos.
Es el manantial del que muchos quisieran beber
pero muchos son los llamados mas poco los escogidos
a copular de manera interminable con las musas.


CONTENTAMIENTO A MOALE

I

Mi corazón tallado de luz
cubre tu cuerpo frío
con golpes de melancolía lejana y deslída.
Cerca de tus ojos de gacela
y tus manos de agua.
Me interrogo en silencio frente al alma mía
cristalinos tus cabellos relampagueantes.
Yo era un principio en tu ayuda armónica
Moale, puedo mirar tu frente
orientada hacia el mar
mejor hacia la tupida vegetación ancha y fresca
siento la piel incendiada y tu corazón
estallando en mil pedazos.
Al resplandor armónico de tu talle
al resplandor que se hunde en mis brazos de luz
la preciosa piel inundando el manantial
porque tu vida es la predestinación pura del contentamiento.
Porque tu eres el auténtico canto de victoria.

II

contemplé tu terraza y el aire  palidecía
por tu sola presencia
y la tristeza interna viajaba en todos los
confines de tu interior
no olvido el timbre de tu voz
no olvido el timbre de tu canción canora
en los aires de la comunidad yanesha.
Dime que la antorcha de tu mirada
se pierde en la dulzura del silencio
y en el sin fin del universo.


ANTOLOGÍA MÍNIMA
Gustavo Armijos
Gaviota Azul & Sociedad Literaria Amantes del País
Febrero 2016

POEMAS A MOALE & OTROS TEXTOS DIVERGENTES/CONVERGENTES
Gustavo Armijos
Gaviota Azul & Sociedad Literaria Amantes del País
Febrero 2016



Publicar un comentario