LES GUSTA VENIR POR AQUI

domingo, 20 de noviembre de 2016

5 POEMAS DE NORA CURONISY LOSTAUNAU




Llega a nuestro correo los poemas de la poeta Nora Curonisy Lostaunau, hermana del conocido poeta Walter Curonisy. Fotógrafa, viajera y poeta, nos ofrece un racimo de sus versos para deleite de los lectores de este blog y de la web. Integra el Colectivo Macondo que coordina Rosina Valcárcel.

Leamos pues sus poemas, y esperemos poder tener novedades literarias de esta poeta peruana.




POEMA ROTO O DE LA CONTINUACIÓN
                                                               
Cuando te busque
y no estés
en este camino cojo
y  traslúcida ya
y suspendida
vuele para hacer mío
este aletear discreto
evadiré
y desnudaré
mis tiempos dolidos
y al fin
con algo
que ponerme
partiré




MA BÓHEME
                                           Para Arthur Rimbaud                                     

Como tú Arthur
con los puños en mis bolsillos
deambulo
lluvia al rostro
agua y sal
pienso en tus dieciséis
me veo en tu tiempo
en el agujero de tus bolsillos
mientras  transito por puentes
que me son conocidos
y me abrigan
con tu sombra

  
SUR

Vuelvo volví volveré
he vuelto al Sur
a mi mar de amar
sin premura sin antojos
encerrada en el útero materno
me recojo en posición fetal 
cierro el huevo sueño
no  se escapa ni un  murmullo
ni un resuello de la mar
el olor  me envuelve
miles de años y  allí está
mirando hacia afuera
los destrozos los maltratos
inocente su sustancia hermosa
fuerte dura
permanece siendo parte de él
cuántos de mis amores acogiste
cuántos de ellos cuántos
hoy nadie escucha nadie canta
nadie percibe el aroma del café
abro el huevo
dejo entrar la ráfaga marina
los martilleos del golpe en los botes
los aleteos de las gaviotas
el hambre de los pelícanos
la furia de las olas
el rumor del ya no están
salgo sin miedo
todavía paso a paso
sigo siendo parte de él
vuelvo volví volveré
aquí estoy
respirando el mar bajo el cielo



LENTEJAS CON ALLEN GINSBERG

                                    ¡Salud Ginsberg! ¡salud!
                                    ¡vino! ¡vino para todos!
                                    esta es la noche de los últimos   
                                    de los que se esmeraban en silbar al sol
                                    de los que no alcanzaron el tren
                                    ni llegaron a la altura de los preferidos
                                                               Walter Curonisy  

Avenida Brasil cuadra doce
doce años
año sesenta
el día se hizo verso
y mi niñez dormida en la palabra
le daba cuerda al reloj de arena

Caminando por el callejón
Ginsberg habla de poesía con Walter
húmedos a contraluz
en la mesa de la abuela
devoramos las lentejas
el extremo próximo es un hecho vano
permanece en las estaciones
una y otra vez

Viendo lo infinito
recorremos el huerto
la palabra coincide
en esa oscuridad destruida
el silencio allá arriba resbala
y el recuerdo se desliza
por un costado de mi falda

 Avenida Brasil cuadra doce
doce años
año sesenta
es agosto
ellos se pusieron de acuerdo
para dejar en sus versos
deletreados sus  nombres
mientras aquí
agazapado el poema
asoma ahora su cabeza

Recordando el plato de lentejas
se abre lentamente una botella
 y fermentamos de tristeza
Ginsberg oye a Arrigo Boito
Walter a Zitarrosa
y Nora escribe
que su poema no miente

  

VEINTIUNO

Eres Bastilla
en su grito
que me alivia
yo
la mujer
en tu sombra
tras las cortinas
que no existen
tras tus pisadas
en el asfalto gris
cantarás
XXI veces
el dolor de  dejarte
solo mi corazón arderá
cada jueves
en este tiempo de amar
en que fue  tan difícil
aprender

a llorar en francés
Publicar un comentario