LES GUSTA VENIR POR AQUI

viernes, 26 de diciembre de 2008

ALESSANDRA TENORIO




PORTA / RETRATO

Recibí de parte de Alessandra Tenorio su libro, el primero de ellos, via mail cuando le dije que una de mis hermanas estaba interesada en leer sus poemas. Después que yo comprara el segundo poemario de ella. Muy amablemente como ella suele ser, me envió sus poemas en formato word, aqui os dejo con algunos de ellos. para que disfruten de esta poeta que sabe escribir a su familia con una sencillez y sentimiento que son únicos. Como no se ha escrito antes.


DIARIO

Para Kike:
Por ese espejo que partimos a la mitad


Kike ha ido construyendo mi vida
21 años caben en tres bolsas
y en siete agendas llenas de colores
Kike ha zurcido pedazo a pedazo
una niñez que no existe
sabe quien soy
pero yo aún no encuentro los dobleces
en cada una de mis cartas
a veces trato de olvidar mi nombre y ponerle una X
Kike lo sabe pero no me lo dice
él intuye que mis mejores cartas
aún están bajo llave
que le he cambiado el nombre a mis muñecos
y que le llamo Carlos al que se llama Hugo
y Kike sabe que siento la muerte de mi abuela
-aunque no me ha visto llorar-
y sabe de mis 15 minutos
de mis 3 días de atraso
de mis paredes de madera
y mi calzón de flores
Kike tiene mi vida presa entre vitrinas
ni yo sé la verdad de todo lo que él sabe.


(pensar en ti)


pensar en ti
es recordar el tráfico
el golpe de tu voz como un bocinazo
o
imaginar la vía expresa a las 6 de la tarde
creando un tiempo sordo y estrábico.


RETRATO (CASA)

Mi madre deshoja la lechuga
inocente al paso de los días.
Mi papá lee el periódico
buscando buenas nuevas
y mi casa es un pequeño bunker
contra bombas.
Con demasiados espejos mentirosos.
Con secretos bajo las losetas.
Mi casa es un altar para las almas
(por eso me persigno en las iglesias).
Mi abuelo tiene 99 años
ahora duerme
pero es un ciclón arrasa cosas.
Mi hermano ha crecido mucho
y es demasiado inteligente.
Mi casa,
donde siempre hay amigos y café
donde las paredes tienen micrófonos y audífonos
donde poner llave a la puerta es un pecado.
Mi casa,
donde se escribe mi vida
en los espacios blancos.
Es tan chica
tan grande
y tan chica de nuevo
que puedo quedar atrapada
entre sus cuartos.
Y yo,
que a veces soy una sombra
encendiendo luces
para llegar a algún lado.


(estás en el cristal)

estás en el cristal
pero hace días que te fuiste
pronto, tendrás que volver por tu reflejo
Publicar un comentario