LES GUSTA VENIR POR AQUI

lunes, 21 de septiembre de 2009

HOWARD VARAS ARTEAGA


Conocí a Howard por la facilidad de la comunicación que nos permite el Internet. Desde ahí hemos tenido muchas charlas, hemos hablado de miles de cosas, de libros de poesía de cuentos de sus novelas de su amor, de la vida. Ahora me sorprende con este poema que llega a mi correo y que realmente me ha gustado y deseo compartir con ustedes, espero pues que os agrade como a mi.



MENÚ DE LOS RECUERDOS


Tengo dos recuerdos tuyos,que son pedazos de tiempo detenido como fotografías;
La noche en que regalaste el sol a mi vida
Y la mañana en que pintaste negro el cielo.
Tengo una sonrisa lugubre
Y una mirada lánguida, una fan en el infierno, un libro abierto sobre la mesa y un café frio.
Un amigo enfermo, una enemiga feliz,
un mar de erratas obstinadas que se niegan abandonar mi cuerpo,
un padre con brazos de tijera que me quiere abrazar
y una música triste en la radio.
Soledad. Lluvia en la playa: la arena mojada y los pies descalzos se confunden.
Jugar beisbol con el mundo entre mis manos
es invento de una nueva ciencia.
Un atleta corriendo en una mañana de agosto abrigado por la niebla densa.
El televisor prendido y sin antena, paredes de ladrillo, el sol que respinga en mi ventana.
Mefistófeles queriéndome contratar para su empresa.
La mitad de mi carrera, la mitad de mis años infaustos.
La muerte, que es el inicio de la vida
me saluda con un beso al alborear.
Destruye las ganas de amar que se alejan
un poco más como el humo de un porro.
Mi familia entera en el almuerzo es
una cama distendida y media vacía,
una pelota rueda las escaleras,un poema triste,
y el llanto inminentey la melancolía perpetua,
y luego, al final, mis ganas de morir.


Howard Varas Arteaga, 1988: Necesito un abrazo o un balazo, Ediciones Orem, enero del 2009
Publicar un comentario