LES GUSTA VENIR POR AQUI

viernes, 26 de febrero de 2010

PUBLICAR O NO PUBLICAR POESÍA


texto tomado de Lapsus 001 Edición Impresa

ARTHUR ZEBALLOS HERRERA

Cascachuesos Editores. Arequipa


Seguramente publicar poesía en cualquier país de Sudamérica es lo bastante difícil como para de inmediato pensar en otros oficios en cuales dedicar nuestro tiempo . La publicación de poesía se trata, sin duda, de una tarea en donde interviene de forma decisiva la pasión por la propia poesía, más si se hace desde una sureña región de un país que sólo sabe mirarse el ombligo.

Esta condición no hace diferente la producción, distribución y/o difusión de un texto. Los pasos suelen ser los mismos aquí y allá. Lo que es diferente es el esfuerzo. En Arequipa, ciudad sede de nuestra editorial, el apoyo es doblemente escaso y doble tiene que ser nuestro trabajo para mantener cierta continuidad y presencia en la ciudad. Gracias a muchos avatares hemos podido seguir publicando y la recepción de cada uno de nuestros títulos ha sido lo bastante favorable como para no quejarnos hasta ahora de la crítica.

Esta relativa aventura ha provocado que la única condición para seguir publicando sea el empeño y la decisión, tanto de los autores como también de los editores, por sacar adelante la imagen literaria de nuestra ciudad. Este es un tema álgido, pues al ser parte de las mal llamadas "provincias", el silencio que cierne el sistema letrado capitalino sobre nosotros es abrumador y desesperante. De allí la necesidad de una editorial con proyecciones amplias como la tiene Cascahuesos Editores.

Proyecciones que apuntan, como no puede ser de otra manera, a hacer rentable este rubro de la poesía. Se logra aquello si es que en los libros, además de caracteres, se imprime lo que se dijo en un comienzo: pasión, mucha pasión. La publicación de poesía es y tiene que ser un acto poético. Un libro debe ser una obra de arte.


PD: En la imagen figuran el poeta Vladimir Herrera y los editores de Cascahuesos, José Cordoba y Arthur Zeballos.

Publicar un comentario