LES GUSTA VENIR POR AQUI

martes, 12 de enero de 2010

PALABRA DE MUJER


Por Camilo Torres

Hay quienes con narcisismo ingenuo creen que la mejor y aun la única literatura se publica y consume en la capital. Para descreer de esta falacia basta ver el ejemplo de la editorial Dragostea, que desde Arequipa publica autores regionales y, no menos importante, reedita autores clásicos y extranjeros ausentes en librerías peruanas. Y no solo eso: Dragostea encuentra un mercado suficiente en los lectores de su ciudad y del Cusco.

Su lanzamiento más reciente es la colección “Lady Lazarus”: seis libros de poetas de distintas nacionalidades, dos de ellos en versiones bilingües: Alejandra Pizarnik, Sylvia Plath, Renée Vivien, Ana Blandiana, Sor Juan Inés de la Cruz y el notable rescate de “Peces de betún” de Mercedes Delgado (Cusco, 1939). Todo ello en una caja de lujo con pinturas de Klimt como ilustraciones de portada, y un precio inverosímil: ¡la caja entera por 20 soles!

Polifonía

“Esta colección comprende escritoras de diversas épocas y estéticas que tienen algo en común: merecen ser incluidas en el canon”, refiere María Miranda, miembro fundadora de la editorial y autora de “Romané”, innovador e intenso volumen de poemas y ensayos. “Curiosamente, Mercedes Delgado es más conocida en Arica que en el Perú, esta es la primera edición comercial de su libro. En el caso de Renée Vivien, una inglesa que escribe en francés y es lesbiana, comprobamos que el género de la autora cambia la percepción del metatexto. Sus poemas se caracterizan por su musicalidad y el uso de la naturaleza como tema; también la rumana Blandiana, que es una primicia en castellano, recurre al mundo natural, pero en contraste con la de Vivien su poesía es social, sencilla y refrescante”. Sorprende la presencia de una poeta barroca del siglo XVII entre estas contemporáneas. Al respecto, María afirma: “Podemos hallar lo subversivo en lo clásico. Sor Juana no existe en el imaginario del lector común, hoy está restringida a los académicos. Además, siendo Arequipa una ciudad tan religiosa, era interesante mostrar la voz de una monja que no era pasiva”. El contraste de estas autoras pone de relieve la originalidad de cada una.

El conjunto toma nombre del poema más famoso de Sylvia Plath, incluido en “Ariel”. Suyos son los versos inscritos en la caja: “Desde las cenizas me elevo con mis cabellos rojos y devoro hombres como aire”. “Ella —continúa María— es la piedra angular de la colección. Trata el tema de la mujer como objeto y asume una posición de poder. No cultiva la estética comúnmente atribuida a las mujeres: la del cuerpo. Crea neologismos, indaga en lo cotidiano y tiene una musicalidad muy definida. Su poesía es intelectual y simboliza la diversidad de posibilidades de la poesía femenina”. La nueva traducción de la poeta suicida fue realizada por la propia María y la poeta Maru Delgado.

Más allá de las ideologías

Inexplicablemente, esta colección recibió la indiferencia de los medios locales. Dragostea fue fundada en el 2005 por María Miranda, Jorge Vargas y Roberto Boca. Más tarde se unieron Maru Delgado, Efraín Rodríguez y otros colaboradores. Entre sus travesuras se cuenta “Dragostea pa’llevar”, distribución gratuita de poemas de Mercedes Delgado y María Emilia Cornejo; “Dragostea en la ciudad”, con poemas de Oquendo de Amat pegados en las calles; y las antologías eróticas “Vello húmedo” y “Abluciones vanas”, así como el lanzamiento de una revista y la publicación de poetas jóvenes. En esta época dominada por interpretaciones sociológicas de la literatura, la propuesta de estos jóvenes reivindica la dignidad de la belleza: “Nuestra meta —concluye María— es mostrar que en poesía la forma no puede reducirse a la ideología que la contiene. Revaloramos el aspecto estético del arte sobre la cuestión ideológica”. Para mayor información véase dragosteaperu.blogspot.com


PD: tomado del blog "LA TORRE DE LAS PARADOJAS"
Publicar un comentario