LES GUSTA VENIR POR AQUI

lunes, 19 de abril de 2010

JOAN VIVA


Hace mas de dos semanas visité el Gremio de Escritores del Perú. Había una lectura de poesía y me hacía falta sinceramente, pues no iba a una desde noviembre del año pasado. Aquella vez en una mesa se exhibían muchas revistas libros y plaquettes. Fue ahí donde encontré esta Tortuga Ecuestre que en viene en su totalidad con poemas de Joan Viva. He disfrutado su lectura y quiero compartir con vosotros los poemas de este vate peruano, quien hace poco publicó su libro Poemas Faunos el año pasado. Los poemas que os dejo a su lectura son de la revista La Tortuga Ecuestre.


LONGINUS


Tal vez
vea una rosa llorando noches
un sueño rozando tu vientre
no sé
Aún me es difícil

Siempre que amanece el Sol
tu rostro
aparece cerca de él
palabras varias
bastarían para descubrir
sensaciones,
fulgores,
transparencias
caídas en la zona más recóndita de mi conciente.

no veo en el claro de este día
imágenes convexas de otros,
sólo un trazo vaporoso
de tu sonrisa efímera.

El lapizlázuli
convergiendo en tu mirada
tus ojos azabache
arremetiendo ideologías
fijándose
tercamente en los míos,
mientras tus labios
me guían por senderos venturosos
acuosos.

El clamor de tus pensamientos
se hunde
en mis conocimientos de anatemas
empujada por la longinus
que llevo clavado
en mi costado maltrecho

Quiero
besar tu singular tatuaje
y despertar en tu cuerpo
cubierto de trigo.
Absorber el agua de manantial
que brota de tu boca dichosa,
haciendo contigo el amor entre espigas
bebiendo las humedeces de tu cuerpo,
mientras
acercándose la noche
sigues cubierta con mis letras de fuego
incandescentes que se crispan
en cada suspiro inigualable de tu vientre.

No descansaré hasta sentir tus labios
enjugarse con mi poética boca.

No me privaré de sentir tus pensamientos
recitados en mi oído
cada vez que descargo mi amor en tu deseo,
en cada revolución d etus sueños,
en cada rebelión de tus senos.

No izaremos bandera alguna
después...
Sólo danzaremos
en la magia blanda y pura
nuestro santo lecho.


NINFA


huyes de la cabaña
herida por el amante furtivo
tus pasos vuelan por la hierba
como un suave rumor de rocío
tu rostro cubierto por tus rubios cabellos
danza al unísono de tu cuerpo.

Te adentras sin temor en la espesura
sin saber lo que te espera
El bosque guarda terribles recuerdos
sueños de amor y pesadillas
huyes sin razón
no mides
los peligros de las profundidades.

Llegas a un claro
bañado por la luna de plata
cerca del lago te recuestas
duermes de cansancio.

Unas manos de amplio terciopelo
se solazan con tu cuerpo;
despiertas y ves al fauno desearte
no huyes, no puedes,
sus ojos te han hechizado.

Publicar un comentario