LES GUSTA VENIR POR AQUI

lunes, 20 de diciembre de 2010

NUEVA PUBLICACIÓN 2010 "MARROW" DE RUBÉN QUIROZ


Marrow es el nuevo libro que Ruben Quiroz publicara este año que se nos termina. La edición es impecable, además de bilingüe. Con el esmero de trabajar los versos como el autor lo hiciera en el idioma original, el señor Zachary Payne es el encargado de la versión en inglés. Desde este nuevo libro que en la traducción al español se llamaría "Medula", les dejo con 3 poemas del mismo. Espero os guste.


2
la furia es genital y el estertor la simetría
por eso morirás
irreparablemente como la enredadera sobre los restos
de la vizcacha como la sordera en las habitaciones como
el soplo de un dios equivocado a un hombre aún más
equivocado
deja de morder el agua
deja de golpear el río
deja de comer tu pelo
no hay salvación
nadie podrá salvarte
ni las armas que entonaste una larga noche donde abriste
pechos y medusas y corazones de caballos mosqueándose
en las alturas con tu mirada terrible con tubos carmesí
ululando sílabas oscuras que ni siquiera entendías
qué esperas ahora si te quedaste solo
qué verdad quieres latir en la tierra venenosa
qué cuerno quieres tocar que no sea una sombra
deja al perro que sea una abeja
deja a la abeja que sea un ratón
deja al perro que abandone a su perra que coma
piedras que vomite que expulse todos los huesos que
comió que sople la pólvora que tiene en su contorno
no podrás huir
aunque te gusten los frutos que crecen en los cráneos
aunque devores la lluvia que crece en los cráneos
aunque mires la trucha siniestra que cuelga en los cuellos
de los gatos
es tan elemental como negro
solo que esta vez lo has hecho tú
por eso no podrás huir
el río sucio la tierra está sucia
adónde irás con tu cuchillo goteando
adónde esconderás el cuerpo abandonado
derrumbado arrastrado
ya es tarde
el cielo de madera reclama una ceniza
nada se reanuda después de tu invierno no hay
suficiente iluminación para renunciar a tu furia no hay
siquiera un pez de betún navegando en tus ojos
solo sollozo
solo sollozos


6
como te dije
no me esperes en las ruinas o en las frentes carmesí
ya no podrás reanudar nada
menos aquí arriba donde la abeja quiere contar todo
desde la larga querella que tuvimos detrás de las tiendas de campaña
desde el clima interminable que abandonaste entre las pierdas
desde el oscuro domicilio donde los heridos escupen
y juegan a las cartas
desde las formas divididas ante cada aparición del hielo
ante cada desorden que aumenta
y esta conciencia
examinando las objeciones a la vida
y te veo innecesario en la oración
adversario de súbito trastornado. Estás sangrando. Arañas como
islas próximas donde se puede conversar sobre la historia de las
almas de la emigración del ensimismamiento de la célula terrestre
como una disposición a lo inexacto
no te olvides
de la infelicidad del alba desencadenada cilíndrica cada que pisas
porque nadie te salvará
tu pie es pequeño y en la cocina unos insomnes describen una sopa
incluso supera tu codicia tu azafrán escarlata tu ronquido
tu pie sigue siendo pequeño
y establece el nuevo dolor las nuevas representaciones de la
desaparición
así es que me concierne la digestión
eso me dijeron mis maestros en la escuela donde yo recitaba a
la patria
y brillaban mis ojos ante un coro de niños conspiradores.
He ido perdiendo el ardor la preñez el delirio
Algo ha desaparecido en la calcinación algo
extremo en los jardines
Algo ha cambiado mientras separaba la mitad de mi pierna
Y fornicaba sobre las embarcaciones
Profundamente arrodillado sobre la Gran Mosca
Y no se podía reunir sino el hierro la ausencia
la humedad
Pierdo la acumulación del desierto
La hebra incesante que se empeña en saber su origen en
cesar de sumergirse
En quebrarse y no crecer como una vocal
Nadie te salvará
Aunque a veces si reconoces bien el estiércol
Si trasladas las máquinas detrás de las puertas
Y si tras el desmayo tu muslo vertical
me frota la boca
Es posible
Solo de esa manera es posible
Que alguien venga sin sordera
Y las maravillosas algas no tengan que ver con el olvido
Y los peces, eso les enseñaron sus hermanos caballos,
abandonen su esqueleto

13
por eso al final
sin más crueldad que el sol
sin más saliva que en el estrago
y con todos los huesos faltantes
no evitaré mi boca ni la altura que depende de la
invisibilidad tras tu lluvia negra
y ante la posible pregunta
de tu carne verde
de tu alma lila
te ofreceré mi Herida
tan azul cual indicio de violencia
no tengas miedo
no moriré
por lo menos antes que los huesos del hermano perro
vuelvan a crecer
Publicar un comentario