LES GUSTA VENIR POR AQUI

martes, 23 de enero de 2018

"GRITOS DE LA PIEL" DE LU ZÚÑIGA PALOMINO



Empezamos el año y aún tenemos libros que el 2017 vieron la luz, y no conseguimos hacer la difusión respectiva, asì que iremos posteando los que llegaron a nuestras manos.


El día de hoy os dejamos con el poemario "Gritos de la piel" de Lu Zuñiga Palomino, joven poeta del Callao, quién incursiona en la poesía peruana de esta manera, de la mano de la Editorial Apogeo. Con bastante participación en el año que nos dejó hace poco, Lu, va recoriendo el circuito limeño y chalaco con su poesía y sus performances.


Os dejamos con una muestra de sus versos y su poética, disfrutad la lectura.




MI POESÍA


Mi historia no sabe de silencios,
sino de escritura cursiva
corriendo en su piel,
trazos que saben de desnudos,
de danzas lascivas,
de fantasías fértiles,
de reglas que se rompen pero que acarician,
de olores escribiendo su nombre.

Mi historia sabe de versos,
de cadencias,
de bocas abiertas
y ojos cerrados,
de disposición de cuerpos
que se unen,
de acentos que apilan sentimientos,
de espasmos compartidos.

Mi historia sabe de ritmos,
de modelar su figura con delicadeza,
de clavar mi ímpetu en su ser,
mi historia sabe de mi hombre,
mi poesía.

SOMBRA

Mi sombra como noche luminosa permanece latente,
fuerza que me  aprieta y me estimula,
oscuridad que recorre mi cabello,
que se agita con el viento,
se compone  de  secretos y  emociones desatadas.

Vértigo
que  se refleja  en mi mirada, en mis movimientos,
que danza con la naturaleza y el amor,
desvelo que palpo,  beso, acaricio
me lleva de la tristeza
a la alegría,
porque de él depende mi existencia.


Sombra que me condena a sentir,
a danzar con saña
aquel cuerpo que condeno al desenfreno
como el mar a las piedras.

PLEAMAR

Emociones que se pierden
en la inmensidad de mis deseos,
mar en crecida que me eleva,
flujo que recorre mis pensamientos, mi vientre
y me arrastra fuertemente
contra las piedras,
siento el impacto, su fuerza;
pero a la vez su humedad irresistible
en mi piel.

Oleaje que ingresa fuerte a mi vida, me sumerge;
pero a la vez se retira impasible,
masa de aire
que me congela
y me hace preguntar si yo nací para el mar,
dudas que me hacen alejar de ese torrente
y mirar zonas áridas.

Sin embargo, miro mi cabello
que baila su propia danza,
miro mis senos, mis curvas,
mis comisuras, mis sombras
siempre en movimiento,
son aquellos que me bañan
en anhelos, en impulsos,
afectos que me hacen ver
que en realidad soy ese mar.
         

CAUTIVA

Siento sus labios tocar los míos suavemente,
entreabro mi boca,
movimientos sutiles me inquietan,
dulce invasión encoge mi mesura,
abro mis ojos,
es ella otra vez acariciándome el cabello,
es ella que me abraza con vehemencia,
y me aprieta contra la pared,
es ella jugando conmigo, disfrazada de deseo,
diciéndome sonriendo , sola nuevamente.

Como ave rapaz quiere devorarme,
coge mi cintura, mis glúteos,
para aprehenderse de mí,
sus garras se clavan en mi piel y en mis anhelos,
yo sin deseos de huir,
se regodea con mi cuerpo,
graba su nombre en mi piel,

SOLEDAD.




LOURDES ZUÑIGA PALOMINO

Docente de la especialidad de Lengua y Literatura con especialización en Gestión de la Educación. Poeta. Cuenta con amplia experiencia en capacitación a personal ejecutivo y administrativo en cursos de Redacción y Comunicación. Asimismo, se ha desempeñado como editora, tutora virtual y conferencista en el Grupo Santillana. Actualmente, es docente de Formación Continua de la Pontificia Universidad Católica del Perú.


No hay comentarios:

Publicar un comentario