LES GUSTA VENIR POR AQUI

lunes, 5 de febrero de 2018

"GRITOS Y LLANTOS DE LOS DE ABAJO" DE ZENOBIO LEÓN ROJAS






Desde Ancash nos llegan estos poemas, del libro "Gritos y llantos de los de abajo" del Profesor Zenobio León Rojas. Queremos agradecer al poeta Bartolomé Herrera Miranda por tomarse la molestía de hacernos el envío desde Huaylas. Disfrutad lector de estos versos.




NO BASTAN LAS RISAS

Ahora que los días amanecen
más temprano,
ahora que los hombres despiertan ya
de madrugada diariamente,
¿Piensas mantenerte acaso escondida,
sonriente, cantando,
como si bastara eso, para reinvindicar
los salarios verdaderos?

No,
Cantar, reír no bastan,
siendo importantes
no son suficientes.
Acá es necesario tu voz,
tus manos de uñas afiladas,
tu amor de fuego
y los carajos, que
esperabas decir.

Pues hay que levantar la voz
aunque nos metan bombas
porque la historia nos enseña
que también se tejen razones
para herir y matar inocentes.

Pero al fin,
si nos llevan,
los calabozos y sus policías
serían tan pocos represores
para todo un pueblo
que se pone de pie
y nunca de rodillas.


ESCUCHA MI AMOR

Pregunto si puedo tocarte la mano
sin que la mía tiemble de miedo,
sí puedo en un acto humano
amarte para siempre sin miedo.

¡Qué gloria sería hablar a solas!
te diría muchas cosas bellas
nos amaríamos en medio d eolas
de amor compasivo en aureolas.

Dame la oportunidad por favor
tu mirada es un imán a mi corazón
que atrae todo mi sentimiento
y me desespera tenerte ya.

Tanto tiempo sueño contigo
te beso sin besarte,
te amo sin amarte,
donde todo sin serlo parece cierto
donde solo la soledad es mi testigo.
¿Acaso te ríes de este humilde verso?

Es un verso con todo mi cariño
que va sincero al universo
buscando tu amor inmenso
como a su madre busca un niño.




MIS RECUERDOS


El tiempo va transcurriendo
mientras yo voy pensando
mis recuerdos tristes de antaño
paréceme ser un engaño.

Pues el tiempo ha cambiado
por eso me siento extraviado
luego pienso y lamento
con la mirada al firmamento.

Desde que nací soy pobre
sin robar a nadie un cobre
porque es la ley de mis abuelos
no robar ni bizcochuelos.

Aquellos que roban tienen mucho
millonarios hasta en el nicho
más digo sin ser muy ducho
es mejor que robar mucho
aprender algo del chucho.

Al rico nunca le ofrezcas
ni siquiera rosas frescas
al pobre nunca le faltes
siquiera dale calmantes.

Porque el pobre es una escalera
por donde el rico sube y baja
cuando quiere
y gracias al trabajo del pobre
muestra todo lo que tiene.


QUE HACER CUANDO NOS FALTA TODO

Ahora cuando ni siquiera podemos
dormir en lecho propio y nos falta todo:
palabra, voz y cariño.
Me falta camisa, por ejemplo
y nombre propio
con qué vestirme.

Entonces,
¿Cómo amar desesperadamente
buscando tu trascendencia?

Con amor solamente
no se alegra a la patria enferma.
Nada se construye con palabras.

En la mesa nos falta todo
La cuchara también es extranjera;
tú misma amor,
careces de platos propios.

Si el amor fuera suficiente,
para construir caminos,
saldríamos a las calles cogiendo piedras,
lo lanzaríamos a los malos policías,
a los malos municipales, a los delincuentes
o a las malas autoridades.

Iríamos al Sindicato
a golpear al sistema
con canciones rojas
y luego,
nos amaríamos
para siempre
en una sociedad
distinta.



ZENOBIO LEÓN ROJAS: Huaylas 1944. Contador y docente de Lengua y Literatura. Ha publicado sus obras en castellano y quechua, Ha sido docente de diversas Instituciones Educativas y asimismo de Institutos Superiores.



No hay comentarios:

Publicar un comentario