LES GUSTA VENIR POR AQUI

miércoles, 9 de mayo de 2018

"CADA VENTANA TIENE SU PROPIO CIELO" DE PAULO CÉSAR PEÑA


Miniña Veneno en pleno goce de "Cada ventana tiene su propio cielo"


Hoy ofrecemos estos versos en prosa del poeta Paulo Cèsar Peña, gran estudioso de la literatura peruana, además de tallerista. Tuve la ocasión de oír su poética allá por el 2008 en un evento realizado en el C.C. Británico de Miraflores, desde entonces su poética ha ido en crecimiento. Actualmente con dos libros en su haber, el poeta realiza recorridos por Santa Beatriz, acercando a los limeños a un lugar al que casi ya no volteamos la mirada, es como un guiado peatonal en el que Paulo deleita con su conocimiento del lugar. Dejamos al lector con estos escritos que hemos seleccionado desde su libro "Cada ventana tiene su propio cielo". Disfrutad.

*

Luego de haber paseado desorientados entre una habitación y otra, situación que llamamos vida, al fin aparecemos en el pasadizo del tiempo, donde descansan sobre el suelo las piezas mudas del antiguo espejo que solíamos conocer como la Verdad. Nos angustiamos intentando reunir sus esquirlas según el recuerdo que guardamos de nuestros reflejos. Sin embargo, sea cual sea la combinación alcanzada, nadie recupera el reflejo de antes: el de un solo cuerpo, el de un solo rostro, tal como se supone habíamos sido creados en un principio. El espejo nos había engañado desde siempre

*
somos aquellas hojas marchitas, enredadas entre invisibles hilos de araña. Hojas que juegan a ser aves mientras las mece el mismo viento que después ha de derrumbarlas.

*

Caía el chorro de agua fría desde el caño. Se esparcía entre la espuma sobre el plato de plástico. Y mientras me deshacía de las capas de grasa que éste llevaba impregnadas, pensaba en que luego no sería capaz de describir todas las emociones que una imagen tan sencilla como esa generaba en mí.

*

Ciertas caligrafías nos pueden parecer deliciosas al apreciarlas. Uno reconoce en esos trazos, ya no el contorno de letras dibujadas con un lapicero común, sino las siluetas de las raíces de unas plantas acuáticas flotando en la superficie. Inclusive, pueden observarse tanto los filamentos más delicados que siguen el ritmo de las aguas, como los nuevos brotes que poco a poco despiertan a la vida. Y uno nada debajo de ellas, deslizándose en silencio y con la satisfacción de dirigirse a donde quiera, sin preocupaciones y sin obstáculos.



Paulo César Peña (Lima, 1986). Ensayista y gestor cultural. Ha publicado el libro de prosas breves 'Cada ventana tiene su propio cielo' (2013), y los ensayos de investigación literaria '1945: Jorge Eduardo Eielson, vida y canción en Lima' (2015) y 'Peregrinación a Santa Beatriz' (2016). Asimismo, ha publicado artículos sobre poesía peruana en distintos medios virtuales e impresos. En los últimos años, se ha dedicado al dictado de talleres de creación literaria.



No hay comentarios:

Publicar un comentario