LES GUSTA VENIR POR AQUI

viernes, 29 de diciembre de 2017

NUEVA PUBLICACIÓN 2017 "VIDE COR TUUM" DE JUAN DE LA FUENTE




Hace poco salió el resumen de libros de Ricado González Vigil, dónde menciona los libros en poesía que resaltan y destacan en el medio literario peruano. "Vide Cor Tuum" de Juan Carlos de la Fuente, fue uno de ellos. 
Conocí a Juan Carlos a causa de su libro "Las barcas que se despiden del sol". Luego de eso siguió la amistad hasta hoy, como el mismo autor revela, siente que este es su poemario más logrado. Presentamos un fragmento, porque es un poema de largo aliento. Disfrutad de la lectura y no dudéis en adquirirlo.






VIDE COR TUUM (Fragmento) 
Entra en la flor como una danza
Entra en la flor y permanece afuera
Déjala crecer en el fuego
En las palabras desnudas sobre la cicatriz del alba
Una escalera nace en un precipicio
La historia cae sobre un lienzo blanco
Donde dos seres completamente sucios
Ofrecen un sueño al viento
No hay atajos
Solo la mirada entre nosotros
Volvemos al origen
Una gota de agua fugitiva nos recibe
Al pie de todos los puentes
Aún persisten las hojas de aire enloqueciendo la tierra
El mundo se ausenta
Otras vidas se ocultan
Tras esos mundos vacíos
Se incendian los bosques
Para navegar en tu mirada
La realidad es solo la realidad y escapa

El cielo se esconde para sobrevivir
Si miras arriba verás caer una ciudad
Bajo el recuerdo de esa ciudad permaneces
El sol es un espejo de sombra escrito en la pared
Una canción como un planeta oscuro a veces nos alumbra
Se muere la ciudad y en ti los cuerpos se despiertan
Cuando rozo tu espalda todos los cuerpos se iluminan
Los ecos se encuentran se despiden los reflejos
Y esa luz que veías cuando el mundo se apagaba en el fuego
Es una sombra que corre por un río congelado
Gritando la palabra amor
Cuando toco la punta de tus dedos siento al fuego temblar
Los ríos se acuestan y el mar vuelve a encontrarse
Crecen estrellas planas como soles extendidos

Sonidos que ya nadie escucha ni recuerda

La flor que nació contigo está en ti en tu casa
No la dejes partir antes de tiempo
No la dejes entrar
En los caballos salvajes
El mundo duda trastabilla
Porque nadie quiere encontrarse
Nace otra ciudad en tu mirada
Nosotros miramos a través de ella
Somos el reflejo que nunca acaba
Ahora lo sé ahora lo sabes
Igual que ese reflejo

Este poema nunca acaba: se escribe mientras mueres




No hay comentarios:

Publicar un comentario