LES GUSTA VENIR POR AQUI

jueves, 29 de marzo de 2018

"ARCHIPIÉLAGO" DE MARÍA BELÉN MILLA ALTABÁS



María Belén es una "Book Fairy" derramando libros por diversas partes de la ciudad. Será por eso que su primer poemario apareció bajo el sello Celacanto, dirigidos por los poetas José M. Herbozo y Paul Forsyth, quienes desde el primer título publicado, se han dedicado a dejar los libros en diferentes librerías de Lima, para que el lector vaya con toda confianza a reclamar sus ejemplares y disfrute de la lectura.
"Archipiélago" el poemario de María Belén Milla Altabás, aparece de esa forma. De manera gratuita y fácil acceso. Y en el interior de sus páginas podemos disfrutar de poemas tan íntimos y con tanto amor, como los que presentamos líneas abajo. el poema que abre el libro es uno de los que más me gusta. Los poemas a su señora madre, sin duda derraman ternura y una devoción hacía ella. Conforme uno va transitando en sus páginas se puede notar que el archipiélago de poemas que Belén ha ido desarrollando terminan siendo una unidad, que aflora desde sus sentimientos.

Lector, no perdamos la vista a María Belén, poeta, literata y amante de la literatura celta. Quien de seguro, nos entregará más buenos libros en el futuro.

I

Para Christophe

Las posturas de tus ojos en verano
habitaron por entero mis resquicios,
con la dignidad mítica
y quieta
de los mármoles
en los mausoleos romanos.

Había sido
en aquellos días
la roca dormida
en tu caridad de bosque
asida al fin más íntimo
de tus planetas.

Yo, que había cargado
todo este tiempo a cuestas
el trasnochado esfuerzo de alimentar
al embrión de mi cisne
solo con tus dedos
de ciruelas
maduras.

¡Si tan solo
mi soledad de convento,
de largas y amanecidas
plumas, ya extendidas,
recordase que tu amor
se mecía libre en mí,
junto a la célebre danza
de las palmeras!

Quizás vendría
una vez más
tu calidez de rosa
a señalar con el tallo húmedo
mis tristes geografías
y el aire calmado de Kefalonia
nos despediría una vez más
como a dos
aves
cansadas.

BISAGRA

La sonoridad de las cuevas
quizás se agote
como la voz ronca y entumecida
del ruiseño
y sea ahora
espada de ideas punzantes,
para impedir esta vez
que lleguen
con avispas en los ojos
los muertos
hastiados del debate perpetuo
del Ser
y se rían entonces los perros
y piensen las cigarras
que esta caverna muda
está muerta
de verdad.


A MI MADRE, QUE DUERME

Te has dormido
con un pacto de quietud
similar al de nuestras plantas
en casa.

Una fila de hormigas
recolecta en tu cauce
alimento  para el invierno:
algunas migas de nuestro desayuno
son alzadas en sus lomos sufrientes,
mientras bordean con cautela
tus pies enlazados.

Las religiones responden
a los misterios de la existencia.

Para ellas, tus manos contienen
el secreto fluir del agua
y las intrigas de los asuntos químicos.

No falta la audacia de alguna
que se aventure en la vasta superficie
de lana que te abriga.

Ahora se han puesto al corriente:
millones de hormigas en romería
reconocen en ti
un monumento sagrado
y montañoso.

Madre, tú que tan lejos sueñas
eres venerada
en este instante.


ARCHIPIÉLAGO
María Belén Milla Altabás
Celacanto
Septiembre 2016


MARÍA BELÉN MILLA ALTABÁS
Lima, 1991. Literata de profesión e investigadora. Un poema suyo aparece en la antología del I Concurso Internacional de Micro Poesía "Ojalá que nunca" (2016) de España. Este es su primer libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario